Calderón ignoró alerta de arsénico de Peñafiel: Compró por 3 años para Diconsa

Después que se dio a conocer la investigación de la Revista Consumer Reports en Estados Unidos, en donde se reveló que el agua mineral de la empresa mexicana Peñafiel contenía altos niveles de arsénico y el sitio web Sin Embargo dio a conocer que no era la primera vez que esta empresa había enfrentado una alerta sobre los altos contenidos de arsénicos.

De acuerdo con información de Sin Embargo, la primer alerta de este tipo se presentó en el año 2009, durante el gobierno de Felipe Calderón.
El sitio revela que The Food and Drug Administration (autoridad sanitaria de Estados Unidos) detectó 22 partes por billón (ppb) y seis años después, reportó 10 por la misma proporción. Ahora, en 2019, se han encontrado 17 ppb.

Durante el período de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), fue la etapa en la que el Gobierno mexicano compró más la bebida de agua mineral, para Diconsa, (Hoy Secretaría del Bienestar), institución del gobierno que ofrece productos de la canasta básica a las zonas rurales más pobres del país.

Peñafiel está en problemas

Al darse a conocer la noticia, Peñafiel en México detuvo la producción el pasado 15 de abril después de que Consumer Reports publicó un estudio de calidad en el que resaltó que la bebida tenía altos niveles de arsénico. En Estados Unidos, las autoridades lanzaron una alerta a la importación de la bebida.

Por medio de un comunicado enviado el 26 de abril, la firma estadounidense sostuvo que si bien se detectó arsénico en Peñafiel, el químico está de manera natural como producto de la actividad agrícola e industrial o incluso en el aire, agua y tierra, pero no representa riesgo alguno para la salud.

La empresa Peñafiel informó al periódico Reforma que suspendió temporalmente la producción de agua mineral sin sabor en esas dos plantas, con el objetivo de revisar la calidad del producto, y señaló que están por completar la instalación de sistemas de filtración mejorados, a fin de reducir los altos niveles de arsénico.

Con información de Sin Embargo