Bloquea la CNTE el paso a AMLO; “no puedo ser rehén de nadie”, responde

Un grupo de maestros afiliados a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), bloqueó esta mañana el paso al Presidente Andrés Manuel López Obrador, con exigencias de que sus demandas fueran resueltas ahí mismo, a lo que el mandatario respondió que se trataba más de un interés político, por lo que preguntó a las bases magisteriales si merece ese trato.

Después de dos horas de bloqueo, a las ocho de la mañana, el titular del Ejecutivo emitió un mensaje vía teleconferencia desde su vehículo, donde dijo que no entraría al lugar donde se llevaría a cabo la conferencia mañanera por la fuerza y que permanecería en su automóvil como protesta por el actuar de los maestros, ante los excesos de los manifestantes a la investidura presidencial, asegurando además que no caería en chantajes de nadie.

“En fin, no tenemos pendientes con los maestros; este es un asunto más de intereses políticos. A mí me gustaría que los maestros de Chiapas, las bases analizaran esta situación si es correcto lo que están haciendo y si yo merezco que se me dé este trato. Vamos a estar aquí el tiempo que sea necesario, le pido a la gente que no se impaciente ni se preocupe de nada, yo tengo mi conciencia tranquila y además estoy acostumbrado a enfrentar este tipo de asuntos”, señaló.

El Presidente dejó claro que “por la dignidad de la investidura presidencial no puedo someterme a chantajes de nadie, yo no establezco relaciones de complicidad, mafiosas con ningún grupo de interés creado”.

López Obrador reprochó este tipo de manifestación de los maestros de la CNTE, pues afirmó que se ha reunido muchas veces con ellos, que echó abajo la “mal llamada reforma educativa” y se reinstaló a los maestros despedidos.

“Me da gusto poderme comunicarme con ustedes en una situación algo especial pero tenemos que realizar esta mañanera; ya informó el gobernador de Chiapas, ya informó el secretario de la Defensa, el general Sandoval”, dijo al inicio de su transmisión.

“Yo estaba a punto de llegar al cuartel general de la Secretaría de la Defensa, en Tuxtla, para participar en la reunión de 6 a 7 de la mañana de seguridad y luego informar al pueblo de México en la conferencia mañanera, pero a la entrada del cuartel, un grupo de maestros de la CNTE de Chiapas nos impidieron la entrada bajo la condición de que tenemos que atenderlos de inmediato y resolverles sus demandas”, informó.

“Esto no lo puedo permitir porque no puede el Presidente de México ser rehén de nadie. Hemos atendido a maestros de México y los vamos a seguir atendiendo. He hablado más que las veces que he hablado con el SNTE he hablado con la CNTE, creo que en ocho, en diez ocasiones me he reunido con ellos, pero el caso de Chiapas y también en Michoacán hay intereses creados en la dirigencia. Esto no tiene que ver con las bases del magisterio, lamentablemente suceden estas cosas. Entonces, yo no puedo someterme a ningún grupo de interés creado”, advirtió.

Por lo tanto, añadió que “voy a permanecer aquí, no voy a entrar por la fuerza, no son verdaderamente muchos, podría yo entrar, llevar a cabo la conferencia, pero decidí no hacerlo y es como una protesta de mi parte para que estos grupos no se excedan, no abusen, respeten, porque esto que están haciendo es completamente ilegal, indebido, mejor dicho, porque desde luego tienen derecho a manifestarse y se lo vamos a respetar siempre pero nosotros no somos iguales a los gobiernos corruptos, yo no tengo nada de qué avergonzarme, al contrario, ayudamos a cancelar la mal llamada reforma educativa, se ha respetado al magisterio, no se les maltrata, no es igual que antes”.

“Todos los que fueron despedidos con la mal llamada reforma educativa ya están reinstalados; hemos avanzado en la pacificación de maestros, como nunca se están apoyando a estudiantes con becas, once millones de becas a estudiantes de familias humildes, como nunca están llegando presupuesto de manera directa a las escuelas para darle mantenimiento”.

“En fin, no tenemos pendientes con los maestros; este es un asunto más de intereses políticos. A mí me gustaría que los maestros de Chiapas, las bases analizaran esta situación si es correcto lo que están haciendo y si yo merezco que se me dé este trato. Vamos a estar aquí el tiempo que sea necesario, le pido a la gente que no se impaciente ni se preocupe de nada, yo tengo mi conciencia tranquila y además estoy acostumbrado a enfrentar este tipo de asuntos”.

“Por la dignidad de la investidura presidencial no puedo someterme a chantajes de nadie, yo no establezco relaciones de complicidad, mafiosas con ningún grupo de interés creado. Entonces, les estamos ofreciendo diálogo, que los atienda la secretaria de Educación, que es a la que le corresponde ver, pero no, ellos también quieren que yo les resuelve el problema y si no nos dejan pasar, pues aquí me quedo el tiempo que sea necesario”.

“Si me permiten continuar mi gira vamos a estar más tarde en San Cristóbal para evaluar lo que se ha realizado en beneficio de los damnificados”.

“Miren las cosas que suceden, este es parte del proceso de transformación que se están llevando a cabo: están enfrente de un cuartel militar, no utilizar la fuerza, no someternos a chantajes de estos grupos y resistir, esto era lo que hacía Mandela, lo que hacía Luther King, sobre todo Ghandi, la no violencia, decía Benito Juárez, nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho. Un abrazo afectuoso a todos”, finalizó.