Aureoles insiste en acusar a Morena de nexos con el narco, ahora amenaza con acudir a la ONU

Tal como han hecho infructuosamente en el pasado los dirigentes panistas, el Gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, amenaza con llevar su acusación sobre los nexos del Partido Morena con el narcotráfico ante cortes de los Estados Unidos, a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y ante la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU.

Inexplicablemente Aureoles hace solamente señalamientos mediáticos, pero hasta ahora no existe denuncia alguna ante las autoridades, nacionales o internacionales, sobre la relación que él insiste que tendría Morena, como sí sucede con Francisco Cabeza de Vaca, quien tiene ya un proceso en su contra por delincuencia organizada y al que el mandatario michoacano tanto defiende.

Y es que desde ayer miércoles, Aureoles señaló en entrevista con Ciro Gómez Leyva, que Morena es un “narcopartido” y que habría ganado la gubernatura de su estado mediante el apoyo del crimen organizado, de lo cual sólo presentó suposiciones y especulaciones propias.

Pero esta mañana de jueves, durante la conferencia mañanera, el Presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado sobre su postura en estas acusaciones, a lo que el Ejecutivo Federal respondió solicitando al gobernador que presente las pruebas de su dicho, y que si tiene elementos para demostrar su acusación debería exhibirlos pues, de lo contrario, se trataría solamente de amarillismo.

“Lo más importante es que se presenten pruebas, porque si no, son noticias sensacionalistas, amarillismo y ya es bastante”, respondió AMLO.

Sin embargo, Silvano Aureoles, a quién solamente quedan tres meses de gestión, en lugar de mostrar las evidencias que comprueben sus aseveraciones, realizó aun más declaraciones mediáticas, amagando con llevar el asunto ante las instancias internacionales.