Aparecen enormes grietas en lo que hubiera sido el NAIM

El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco dio a conocer la aparición de enormes grietas de entre los 100 y 300 metros de largo, con profundidades que van de uno a cinco metros, que atraviesan parcelas cultivadas, ríos y caminos, en los ejidos de Atenco y a un costado de río Papalotla, en los terrenos de lo que se planeaba que fuera el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Habitantes de la zona, miembros del FPDT, dieron a conocer que informaron a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) la aparición de estas grietas a un costado del río Papalotla, para que empezara a tomar cartas en el asunto, y desde entonces monitorean la zona, comprobando la existencia de grietas entre los 100 y 300 metros de largo, además de fracturas en los costados de la “autopista Texcoco-Pirámides”, obra complementaria al cancelado aeropuerto (NAIM), que se construyó afectando cinco de sus ejidos y de la que exigen su desmantelamiento.

“La grieta que apareció en el Río Papalotla está absorbiendo toda el agua a una velocidad de aproximadamente 300 litros por segundo. La tierra que hemos defendido ya por dos décadas sigue sufriendo los efectos de la desecación y el despojo. Ahora vuelve a reclamar su razón de ser: un vaso regulador de la Cuenca del Valle de México y destino de los ríos Xalapango, Coxcacoaco y Papalotla”, difundieron los miembros del FPDT.

Cabe recordar que en abril de 2019 se establecieron mesas de trabajo y diálogo entre el gobierno federal y el FPDT donde se acordó la recuperación paulatina de los cuerpo de agua desecados para formar una zona que llaman Área de Protección de la Vida, sin embargo el Organismo de Cuenca de Aguas del Valle de México (OCAVM) aún no ha desmantelado las obras “hidráulicas” del aeropuerto como el Canal Colector de los Ríos de Oriente, conectores marginales y bordos, que evitan que el agua fluya hacia el lago de Texcoco, provocando que en esta temporada de lluvias, en lugar de recargar el vaso regulador, el líquido se dirija hacia el desagüe metropolitano.

Es por eso que el FPDT lanzó la campaña #YoPrefieroElLago que expone la gran problemática del agua que se tiene en la cuenca y sus efectos, como es evidente con las grietas en el suelo lacustre del territorio y la crisis de abastecimiento de agua en la Ciudad de México.

“Por eso señalamos y advertimos a tiempo: operar la autopista Texcoco-Pirámides en una tierra agrietada por la desecación es un grave riesgo para la población y la agricultura. Los únicos responsables de que se repita una tragedia como las que recientemente ha pagado con vidas el pueblo de abajo serán tanto las empresas e inversionistas como el mismo gobierno”, advirtieron.

Por lo anterior es que los campesinos de Atenco demandan la cancelación y el desmonte de autopista “Peñón-Pirámides”; la cancelación y el desmonte del Canal Colector de los Nueve Ríos del Oriente; la restitución de las tierras ilegalmente tomadas sus ejidos para el cancelado NAICM y la restauración del impacto y destrucción ambiental.

Fotos: Duilio Rodríguez


Con información de La Jornada