AMLO más fortalecido y la 4T sigue más firme que nunca

El día primero de diciembre se informará al país oficialmente, que las bases de la Transformación que vive nuestro país, han quedado consolidadas.

No habrá regreso al pasado neoliberal por un largo periodo. Así lo señaló el presidente López Obrador el día de hoy.
Fue intensa la conferencia mañanera de este día.

Hubo solicitudes de los medios alternativos de comunicación, para que la publicidad oficial, contratada por todas las dependencias oficiales del Estado, deje de pagarse. Es decir, que los grandes periódicos que sirven por regla general a los poderes económicos conservadores, así como las otrora poderosas cadenas televisivas, dejen de recibir recursos del gobierno, por la difusión de mensajes que tengan que ver con la administración pública.

El presidente López Obrador señaló que no descarta esta posibilidad y que se realizará un estudio sobre la situación.
Un golpe mortal para los medios de comunicación de la derecha, que se han dedicado a la propagación de noticias falsas y manipuladas, con el fin de entorpecer la marcha del cambio en el país.

Veremos qué pasa al respecto. Pero están advertidos de que esa posibilidad está presente.

Después viene la respuesta del presidente a la pregunta que le formulan, sobre la situación de los videos presentados hace unos días por #LordMontajes (Loret de Mola). Hoy sabemos que este trabajo de difusión fue pagado por gente relacionada con Felipe Calderón y que el costo del “trabajo sucio” ascendió a la suma de 350,000 dólares.

Sobre este asunto, el presidente ratificó que existe disposición por parte de David León, para ponerse a disposición de las autoridades correspondientes y aclarar lo necesario al respeto, con las pruebas suficientes para descargarlo de cualquier culpa. López Obrador espera que su hermano Pío hago lo mismo en el corto plazo.

Pero lo que agrega el presidente es uno de los puntos destacados en esta conferencia. Señala que está dispuesto a presentarse a declarar, si así se lo requiere la Fiscalía General de la República. Nada más que “aprovechará el viaje” para aportar pruebas que desmientan las acusaciones de sus adversarios políticos y evidencien probables conductas indebidas de los mismos.

El presidente ha sido hasta el momento bastante considerado con la clase conservadora neoliberal. No ha hecho uso de elementos cuestionables, como son videos e información de tipo personal, que pueden causar un daño no solo al exfuncionario público, sino a su entorno íntimo. “Pero cuando se trata de defender la dignidad personal, las cosas cambian”, señala López Obrador.
El presidente de México ha sido atacado por sus adversarios, no solo en el campo político, lo cual es válido, sino también en el personal, lo que resulta indigno.

Han insultado a su esposa y a su hijo menor de edad en medios de comunicación reaccionarios, sin que López Obrador haya adoptado medidas similares en represalia.

Pero parece que todo tiene un límite y los grupos conservadores, en especial los expresidentes a los que ha dicho no querer juzgar, están pasando la línea de la tolerancia. El mensaje que les envía el día de hoy, es el de que si es atacado en lo que corresponde a su dignidad y su familia, recibirán una respuesta clara ante las autoridades correspondientes. Y todos sabemos que si algo abunda en el historial de estos políticos, es suciedad.

Ligado a esto, está el tema de la encuesta para el enjuiciamiento de los expresidentes acusados de diferentes delitos, durante sus respectivos mandaros.

Esta solicitud para poder realizarse, debe estar lista y entregada antes del quince de septiembre. Después de ese corto periodo ya no va a prosperar.

Para López Obrador, lo ideal sería que los mismos ciudadanos se organizaran y juntaran las firmas necesarias para solicitar la consulta. Se necesita el dos por ciento de firmas registradas en el Padrón Electoral. Pero se requiere que los ciudadanos comiencen a moverse ya. Es poco el tiempo disponible.

De no ser así, el presidente señala que cualquiera de las Cámaras en el Congreso, puede realizar la petición de consulta, misma que requiere una tercera parte de votos de quienes integran la Cámara de origen.

Pero si este paso tampoco funciona, el presidente anuncia que él esperará hasta unos días antes del final del plazo, para presentar la solicitud de consulta pública, por medio de un escrito. El fin perseguido es que el pueblo decida si se solicita enjuiciar a los expresidentes, o no.

Los ciudadanos solo tienen que juntar las firmas necesarias y presentarlas. No hay otro trámite a realizar.
Cualquiera de las Cámaras de representantes y el presidente de México, tienen que conseguir votación mayoritaria simple en el Congreso de la Unión y la posterior validación por parte del Poder Judicial.

Por eso es importante que la sociedad organizada, junte las firmas suficientes para impulsar esa consulta.
Todo este panorama que nace de la conferencia matutina de hoy, nos deja claras varias cosas.

El poder político en el país, lo tiene el gobierno de la Cuarta Transformación. La verdadera agenda que fija el destino de México, la maneja el presidente López Obrador.

Esta agenda es humanista y no mercantilista, como sucedía durante el neoliberalismo.
Cerrando su conferencia, López Obrador señaló que es una mentira la idea manejada durante el neoliberalismo, en el sentido de que solo los flojos no progresan. No es verdad que las oportunidades estén abiertas para todos. Los espacios son muy pocos y las clases más vulnerables no tienen acceso a ellos.

Por eso la necesidad de una Transformación total en la vida interna en el país.
El derecho a la vida digna para cada ciudadano, es la primera obligación para cualquier gobierno. No es apostar a un crecimiento económico que favorece a unos cuantos.

La Cuarta Transformación es humanismo, sensibilidad y obligación de las autoridades para un desarrollo y distribución equitativa en lo económico, sin excluidos ni favorecidos. Es seguridad y es paz.

Todas estas situaciones abordados en la conferencia de este día en Palacio Nacional, nos dejan ver que las oportunidades para que regrese la oposición a gobernar, son nulas en este momento.

México tiene actualmente un gobierno fuerte, encabezado por un presidente ajeno a la corrupción del pasado.
La Cuarta Transformación es una realidad a punto de concretarse.

Que se olviden de sus sueños de poder Felipe Calderón y el resto de BOAs y FRENAs.
No van a regresar.

Malthus Gamba