AMLO llegó a la cumbre con una aprobación de 65.3%; Biden y Trudeau con 41%

Hoy se realizó la IX Cumbre de Líderes de América del Norte, en Washington, D.C., con la presencia de los presidentes de México, Estados Unidos y el primer ministro de Canadá.

Sin embargo, a pesar de la guerra sucia de la oposición, es el mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien goza de una popularidad que ya quisieran sus homólogos, Joe Biden y Justin Trudeau.
Pues el tabasqueño cuenta con un nivel de aprobación superior a los de los otros dos líderes de Estado.

De acuerdo con El Economista, el Presidente Andrés Manuel López Obrador llegó a la Cumbre con un porcentaje de aprobación del 65.3%, mientras que Joe Biden y Justin Trudeau, apenas y llegan a los 43% y 41%, respectivamente.

El medio citado señala que López Obrador registró en el mes de Noviembre una aprobación de 64%, el tercer nivel más alto desde que inició dicha medición y la cifra más alta desde octubre de 2019. Cuenta con una desaprobación del 33.9%.

En contraparte, Joe Biden obtuvo una aprobación del 41% en el mes de noviembre, es decir, un declive de 11 puntos respecto a marzo pasado debido a la expansión de la variante delta y a la inflación, la peor en 31 años en el país, se reveló este domingo una encuesta privada, señaló Los Angeles Times

De acuerdo con el medio citado, la aprobación del presidente demócrata se había situado en 44 % y en marzo de este año sumaba un 52 %, según un sondeo difundido por el diario The Washington Post y la cadena ABC News.

Sin embargo, la desaprobación por el manejo de la economía por parte del Gobierno de Biden ha ido creciendo, al pasar de 41% en abril a 55 % en noviembre.

El Primer Ministro de Canadá, es el peor posicionado, pues en el mes de octubre, tiene una aprobación de 41% y 56% de rechazo, según la encuesta de Angus Reid Institute.

Lo que nos deja claro que -a pesar de toda la guerra sucia- que ha puesto en marcha la oposición, no le ha tocado un pelo al mandatario mexicano.

Esto también se pudo constatar en el territorio estadounidense, puesto que cientos de compatriotas se lanzaron a Washington, DC para recibirlo; como lo hicieron la semana pasada, cuando el mandatario mexicano acudió a la sede de la Organización de las Naciones Unidas.