AMLO da respaldo a FRG y cuestiona a la DEA: ¿Por qué esta investigación sin pruebas?

Tras la información de la Fiscalía General de la República (FGR), exonerara a Salvador Cienfuegos, extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), por las acusaciones de Estados Unidos.
Esta mañana, en conferencia de prensa, el mandatario mexicano, aseguró que aunque se trató de una decisión de la dependencia, el Gobierno Federal que representa la “secunda, avala, respalda”.

“Como ustedes saben, ayer la Fiscalía tomó la resolución de considerar que no hay elementos para juzgar al General Cienfuegos. Es un asunto que le correspondió básicamente a la Fiscalía resolver, pero de una u de otra manera tiene que ver con el Gobierno que represento. Es una decisión que toma la Fiscalía, pero que el Gobierno que represento secunda; es decir, avala, respalda, porque nosotros sostenemos que debe de terminarse la impunidad, desde luego la corrupción. Pero también que no pueden haber represalias, venganzas y que no se pueden inventar delitos, que nadie debe actuar de esa manera, trátese de quien se trate”, afirmó.

Dijo además que este gobierno no tiene nada que ocultar y se presentará todo el expediente de la DEA, para que la gente sepa “por qué la Fiscalía está actuando como lo ha decidido”, para “no ocultar absolutamente nada y también para que con la información podamos salir al paso con los adversarios nuestros y los representantes de grupos de intereses creados que están empeñado en atacarnos para que se piense que somos iguales, que no hay ningún cambio, y que nosotros somos encubridores, y que somos cómplices, y que somos también peleles de grupos de intereses creados y de gobiernos extranjeros”.

Desde Palacio Nacional, López Obrador aseguró que la Agencia de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) fabricó una acusación en la que inventó delitos al exsecretario de la Defensa en el sexenio de Enrique Peña Nieto, Salvador Cienfuegos.

“Nosotros sostenemos que debe de terminarse la impunidad, desde luego la corrupción, pero también que no puede haber represalias, venganzas y que no se pueden inventar delitos, que nadie debe actuar de esa manera, trátese de quien se trate. Lo más importante es la verdad y la justicia”, afirmó el mandatario.

Aseguró que el caso no está cerrado, y señaló que “Si el gobierno de Estados Unidos, la DEA, responde que sí tiene pruebas de otro tipo entonces también lo daríamos a conocer”.

El titular del Ejecutivo federal reprochó el proceder de las autoridades estadounidenses y dejó entrever sus sospechas de un trasfondo electoral en el caso.

“¿Por qué hicieron esta investigación así, sin sustento, sin pruebas? También quiero aclarar que aun cuando llevaban mucho tiempo con la investigación, detienen al general antes de las elecciones y ya el general Cienfuegos de acuerdo a la información que tenemos ya había estado en Estados Unidos en marzo, de visita con su familia, igual, a lo mejor no habían terminado de investigar o ya tenían la investigación y no consideraron que era el tiempo, todo esto hay que aclararlo”, cuestionó López Obrador.

Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard, reiteró -que por instrucciones del Presidente López Obrador- se dará a conocer toda la información del expediente acusatorio de Estados Unidos contra el general Salvador Cienfuegos “le dará respeto a México”, aseguró el secretario de Relaciones Exteriores.

Al hacer una relatoría del caso en la conferencia de prensa del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, el funcionario dijo que habló dos veces con el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, a quien dijo desde entonces que los elementos aportados por la DEA no constituían pruebas para iniciar un proceso contra el militar mexicano.
“Nosotros nunca hemos negado a Estados Unidos la información. William Barr dijo que valoraba mucho la información de México. Para la segunda llamada recibimos los elementos que mandó, que son copias fotostáticas de las llamadas de la pantalla (seguramente de la plataforma BlackBerry). En México con estos elementos que están enviando no podríamos vincular a proceso a un detenido”.


Con información de La Jornada, Msn Noticias y Forbes