AL ROJO VIVO: Calderón busca aplicar la fórmula de AMLO para volver a la política

No es broma, estimado lector, Felipe Calderón y su intentona de partido “México Libre” tratarán de regresar al escenario público como organización política y no como partido.

La diferencia más significativa entre una organización política y un partido político es que la organización se financia con sus propios recursos respetando las leyes de transparencia y no recibe dinero público de forma regular, mientras que los partidos reciben en automático un presupuesto por parte del Instituto Nacional Electoral (INE) que viene del dinero público.

Recordemos que existe un precedente exitoso y es el del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) qué participó como “movimiento social y político” en las elecciones del 2012 apoyando la candidatura del hoy Presidente Andrés Manuel López Obrador cuando militaba en el Partido de la Revolución democrática (PRD).

En aquel entonces el Partido Revolución institucional (PRI) echó toda la carne al asador y compró votos de una manera “moderna”, es decir, a través de monederos precargados de las tiendas Soriana y con cuentas de débito del banco Monex, por lo cual el entonces Instituto Federal Electoral realizó una investigación en la que determinó que sí se rebasaron los topes de gastos de campaña y se recibió dinero por parte de estas dos instituciones pero fue demasiado tarde para tomar una determinación pues Enrique Peña Nieto ya era Presidente de la República.

Calderón entregando bandera de mando a Peña Nieto la noche del 30 de noviembre de 2012

Tan fue exitoso el modelo de Morena como movimiento social y político y luego como asociación civil (esto último desde noviembre de 2012) que el PRI y el PAN le tuvieron que jugar al fraude para poder dejarlo atrás y es por esta razón qué Felipe Calderón busca repetir la fórmula con México Libre.

Recordemos también que aunque Morena en aquel entonces no era partido político (lo que consiguió en 2014), sí pudo incluir candidatos dentro del PRD, del Partido del Trabajo (PT) y de lo que hoy es Movimiento Ciudadano (que en aquel entonces militaba por la izquierda), por lo que no debemos descartar la posibilidad de que incluso el propio Felipe Calderón pudiera aparecer para el cargo de legislador federal o local en las próximas elecciones de 2021, tomando en cuenta que se renueva la Cámara de Diputados Federal y algunas estatales.

Cuando consideramos esta posibilidad se encuentra la lógica en la forma como la iniciativa privada ha intentado incidir en asuntos de política:

* Primero con la Coparmex y su organización llamada “DICES”.

* Con el Tecnológico de Monterrey con la mancuerna del ex-secretario de gobernación de Felipe Calderón Alejandro Poire y el ex-secretario de hacienda de Andrés Manuel López Obrador, Carlos Urzúa y un buen número de ex-funcionarios públicos que trabajan como docentes en la Escuela de Gobierno y Transformación Pública que dirige Poiré en el Tec.

* Con Mexicanos contra la corrupción y sus dos organizaciones satélite, “No más derroches” y su reciente creación llamada “Sí por México” que tiene más un toque dictatorial por la cercanía con el modelo de Augusto Pinochet en Chile, que con la democracia participativa.

Viendo esto queda claro que las ideologías podrían quedar a cargo de la Coparmex con José Medina Mora (hermano de Eduardo Medina Mora quién fue designado para la suprema corte de justicia de la nación por Enrique Peña nieto) quien se perfila para sustituir a Gustavo de Hoyos cuando este termine su gestión y de Mexicanos contra la corrupción cuya presidenta María Amparo Casar tiene vínculos con las altas esferas del poder y con Claudio X. González, líder de “Sí por México”, mientras que la logística quedaría a cargo de Alejandro Poiré en el Tecnológico de Monterrey, quién cuenta con el conocimiento estratégico de la 4T al que tuvo acceso el hoy ex-secretario Carlos Urzúa y apoya el proyecto “Alternativa por México” desde que la Coparmex y Gustavo de Hoyos lo iniciaron en agosto de 2019.

A lo anterior se agrega que el PAN y Movimiento Ciudadano abrieron las puertas a los Calderón Zavala, quienes han tenido un fuerte activismo en redes sociales, pero no con la intención de golpetear al Presidente López Obrador, pues sabemos que no han tenido éxito alguno, sino más bien con el fin de hacerse presentes para no salir del escenario político y ser incluidos como candidatos en el proceso electoral de 2021.

Como un “plus”, cabe mencionar, estimado lector, que esto deja claro que el PAN no tiene dignidad, pues en una “entrevista” que Ciro Gómez Leyva le hizo a Calderón cuando se estaba formando México Libre, el ex-usurpador de la Presidencia de la República habló pestes del blanquiazul refiriéndose a él como “un antro de moda al que todos querían ir” y a sus líderes como “cadeneros”, mencionando con nombre y apellido a su Presidente Nacional Marko Cortés, a Ricardo Anaya y otros líderes del partido.

Es por esta precisa razón estimado lector qué Morena necesita reagruparse, mientras que nosotros como ciudadanos debemos seguir vigilantes y salir a votar con igual o mayor fuerza que la que aplicamos en julio de 2018 para poner un alto a las políticas que durante décadas exprimieron a México en favor de un selecto grupo de notables como los llamara el FRENISTA moralmente derrotado Pedro Ferriz de Con.

Así las cosas.