Aduanas desmantela ‘Cártel aduanero’ de Baja California; aumenta recaudación tras limpia

Con la designación de Horacio Duarte Olivares al frente de la Administración General de Aduanas, el 28 de abril, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador inició su combate a la corrupción dentro de dicho sistema pues se han desmantelado casos de corrupción en Aduanas de la frontera norte entre ellos el emblemático “Cartel Aduanero” de Baja California encabezado por Ricardo Peralta en Aduanas de Mexicali, Tijuana y Tecate.

Como parte de la estrategia de seguridad nacional, la Administración General de Aduanas y la Unidad de Inteligencia Financiera comenzaron a hacer una limpiar en las Aduanas desmantelando redes que controlaban negocios ilegales desde el interior del SAT que fueron formados años atrás.

Durante la Administración de Ricardo Peralta en Aduanas se acumularon denuncias detonando diversas irregularidades en aduanas del norte pues 5 de sus administradores son investigados por actos de corrupción.

Entre los administradores investigados son: Sofia Amador ex jefa de Tijuana señalada por dejar pasar autos chocolates procedentes de Estados Unidos, que cruzan sin papeles al interior del país subvaluados, así como: contenedores repletos de ropa, tela, piratería y armas de fuego, mismos que no realizan el pago correspondiente de impuestos, declarándolos como otro tipo de mercancías.
Por otro lado, el jefe del cartel de Baja California es Alejandro Miramontes, quien está bajo la mira de la UIF y actualmente se ostenta como “asesor en Comercio Exterior” del senador Ricardo Monreal; la exagente Soria Amador es considerada su operadora.

En el caso de Querétaro, la UIF detectó que el exadministrador de la aduana, Jorge Aurelio Brito Sevenello, efectuó transacciones millonarias mediante empresas fantasma y prestanombres con recursos presuntamente provenientes de sobornos.

Al exjefe de la aduana de Matamoros, Jesús Eduardo Mucharraz Herrera, se le detectaron transferencias por 100 mil dólares a través de una empresa gasera con cuentas en Pakistán; las autoridades señalan que los exadministradores de las aduanas de Tamaulipas permitían el ingreso de combustible desde Estados Unidos sin el pago correspondiente de impuestos.
Respecto del exadministrador de Guanajuato, Carlos Ignacio Franco Salgado, la UIF encontró transacciones internacionales, adquisición de inmuebles y pagos de tarjetas de crédito por 22 millones de pesos; un hermano del exfuncionario es señalado por el Departamento del Tesoro de EUA de tener nexos con el grupo criminal de Caro Quintero, de acuerdo con la UIF.
De acuerdo con las indagaciones del SAT, los administradores locales seguían teniendo un vínculo de lealtad con Peralta en lo que respecta a los negocios ilícitos.

Con la llega de Horacio Duarte Olivares al frente de la Administración General de Aduanas se han dado golpes certeros al crimen organizado y se ha tenido un aumento en la recaudación del país como se muestra a continuación:

Con Jiménez Lázaro, la aduana de Mexicali recaudó 2 mil 451 millones de pesos en 2019, cifra que subió a 3 mil 299 millones en lo que va del año. En Tijuana, con Soria Amador, la cifra pasó de 3 mil 345 millones de pesos en 2019 a 3 mil 570 millones en lo que va de 2021. En Tecate, con Pérez Tejeda, la cifra pasó de 62.3 millones de pesos en 2019 a 80.1 millones en lo que va de este año.

Aduanas, UIF y FGR tienen en la mira a cártel aduanero de Baja California

El Administrador General de Aduanas, Horacio Duarte Olivares, el titular de la UIF, Santiago Nieto Castillo y la Fiscalía General de la República tienen en la mira al cártel aduanero de Baja California que habría formado Ricardo Peralta en las Aduanas de Baja California.

Se trata de 10 exagentes implicados y ya removidos de sus cargos quienes fueron designados por el primer Administrador General de Aduanas de este sexenio, Ricardo Peralta Saucedo, quien, de acuerdo con denuncias internas en la Dirección General de Evaluación del SAT, conocía las actividades delictivas y se habría beneficiado de posibles actos de corrupción.
De acuerdo con lo publicado en Animal Político los exagentes investigados por la FGR quienes fueron designados por Peralta y promovidos en sus cargos a pesar de no haber aprobado los exámenes de control son : Viridiana Soria Amador, de Tijuana; David Pérez Tejada Padilla, de Tecate (también exdiputado federal del PVEM), y Raymundo Humberto Jiménez Lázaro, de Mexicali, acusados por recibir sobornos a cambio de permitir el contrabando e ingreso de autos “chocolate”, dentro de los cuales se escondían, además, armas de fuego todos ellos pertenecientes al cartel aduanero de Baja California.

Con el arribo del actual Administrador General de Aduanas, Horacio Duarte Olivares comenzó la limpia en Aduanas pues gracias a la coordinación permanente con la Unidad de Inteligencia Financiera se han podido cesar a 29 agentes por perdida de confianza quienes 10 ya fueron denunciado por la UIF ante la Fiscalía General de la República.
De acuerdo con reportes oficiales se dice que Duarte Olivares encontró una estructura que recibía y respondía ordenes de Peralta quien en ese momento ya era subsecretario de Gobernación, pues tenía enquistada una mafia de cuello blanco tolerada por altos funcionarios del SAT.

Al tomar posesión como Administrador General de Aduanas, Horacio Duarte Olivares comentó que además de combatir el contrabando y de aumentar la recaudación se pondría especial énfasis en la delincuencia de cuello blanco.

Con información de Animal Político