A pesar de prerrogativas, el PRI solicita crédito bancario por 207 mdp

A pesar de los recursos recibidos por prerrogativas solventadas con el erario, que este año ascendieron a un mil 143 millones de pesos para el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el dirigente del instituto político, Alejandro Moreno Cárdenas, consideró pertinente solicitar un crédito con Banco Afirme por 207 millones 448 mil pesos, a pagar “a más tardar el 15 de junio de 2023”.

Los recursos, que a decir de “Alito” Moreno serán usados para financiar y pagar una serie de actividades ordinarias permanentes y acciones de interés público ligadas a temas electorales, se obtuvieron previo pago del saldo tres créditos anteriores, contratados por Claudia Ruiz Massieu Salinas con Banco Azteca y Banca Afirme por 296 millones de pesos.

El financiamiento público a institutos políticos es autorizado directamente por el Instituto Nacional Electoral, con base en lo establecido por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que para el caso del PRI ha ascendido a más de 4 mil 099 millones de pesos en prerrogativas en lo que va del sexenio, y no obstante este elevado monto, está permitido que los partidos se alleguen recursos privados bajo estrictas reglas y condiciones.

Además del señalado financiamiento público, los dirigentes del PRI han requerido obtener recursos privados mediante créditos bancarios que a la fecha suman más de un mil 548 millones de pesos, durante ese mismo periodo, y aún así, la administración de Alejandro Cárdenas adeuda a sus proveedores 4 millones 490 mil pesos.

Sin embargo, estas ingentes cantidades de dinero no se ven reflejadas en los resultados electorales del partido, a juzgar por las rotundas derrotas que ha sufrido en las últimas tres elecciones, que han minado significativamente su representación en el congreso y perdido casi todos los estados que antes gobernaban.

De acuerdo con Forbes, el tricolor ha recibido más de 4 mil 099 millones de pesos en prerrogativas, de 2018 al 2021, “lo equivalente al gasto cuatro veces el presupuesto recibido y gastada por la Oficina de la Presidencia de la República. Esa área encargada del cuidado y vigilancia del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador le asignaron 805 millones de pesos para 2021”.

Con información de Forbes